Bienvenid@ este Blog, que pretende ser lugar de encuentro para todos los amantes de la edad media y sus gentes. Aquí hablaremos de cómo vivían, luchaban y morían aquellas gentes a las que toco vivir durante la edad media en esta Tierra Amarga.

Busca palabras y contenidos en las entradas anteriores de Tierra Amarga

Tierra amarga, tierra de Banderizos

Este nuevo blog de Iñaki Uriarte -y de todos aquellos que quieran participar en él-, nace con el propósido de convertirse en un pequeño rincón donde exponer noticias, ideas y teorías sobre la edad media, los banderizos, sus luchas y su tiempo.
Un tablón donde colocar esos datos que los eruditos normalmente sobreentienden y que a mí personalmente, como simple aficionado, son los que realmente me interesan. Para mí, hablar de los Banderizos es conocer sus métodos de lucha, sus armas, la importancia que para aquellos hombres podía tener su cabalgadura. Es tratar de entender cómo vivían y qué comían, sus vestidos y sus casas, su tiempo y sus penurias.
Por eso trataremos de colgar anécdotas sobre las banderías, los nombres de los más violentos banderizos, sus peleas y las guerras en que participaron.

Sin miradas tendenciosas, con veracidad, pero también con la curiosidad de quien está vivo y con la ilusión de quien aún recuerda los cuentos escuchados en su niñez sobre guerreros armados de punta en blanco galopando hacia el enemigo sobre su caballo bridón.

(Para ver todas las entradas, pincha sobre el título del blog, y si quieres saber sobre un tema ya tratado en este blog, escribe los términos de búsqueda en el recuadro de arriba y pincha en "Buscar")

La novela

La novela
Una historia de aventuras, caballeros medievales y oscuros asesinos en serie

Y su trailer

jueves, 7 de febrero de 2013

La Casa Torre


Ya hemos comentado con anterioridad que el apellido, las más de las veces, está ligado a la casa origen del linaje. Es la casa la que da nombre al señor que la construye y a sus hijos. Origen y consumación de sus moradores, es la más completa imagen y  representación del banderizo.
Todas las que vemos hoy han sufrido infinidad de modificaciones que han desvirtuado por completo su esencia, la mayor y más conocida de ellas el desmochado que sufrieron durante el reinado del rey Fernando, que les arrancó por completo todo el adarve, almenas y cadalsos defensivos.

Casa Torre de Aranguren
Una casa torre típica se encontraba en muchas ocasiones rodeada por un murete, más o menos alto, que sirviera de primera defensa contra un posible atacante. En su centro se levantaría la casa sobre una primera planta de gruesos muros erigidos en mampuesto, calicanto o sillarejo, y en algunos casos con los ángulos reforzados con piedras labradas de sillería (solo los más ricos de entre ellos podrían disfrutar de una torre alzada totalmente en sillería). Sobre el primer piso, a ras de tierra y de amplio portal, se alzaba el segundo piso, destinado a cocina, dormitorios del servicio de confianza y comedor comunal. Sobre este el piso más importante de la casa, el piso principal, donde dormía el señor se tomaban las decisiones, formalizaban negocios y hacía su vida el cabeza de familia. 

(Aquí un inciso curioso. Aún en muchos edificios del siglo pasado se mantiene esta nomenclatura para los pisos: A ras de suelo, los bajos o locales comerciales, sobre estos el entresuelo y, en lo que hoy llamaríamos el segundo piso, podemos encontrar el Principal).

Por encima de esta planta noble aún podría alzarse algún piso más destinado a servidumbre y familia, sobre los que se encontraría la buhardilla, que servía de almacén y despensa, coronada por el adarve defensivo propio de todo castillo, almenas y matacanes. 
La torre disponía de dos entradas. Una, amplia, se abría en la primera planta para dar acceso a las caballerizas, cuadras y habitaciones de los criados encargados de su mantenimiento. Desde esta planta baja no existía acceso posible al resto de la casa. Para acceder al resto de estancias había que subir hasta el primer piso a través de un patín o escalera exterior que alcanzaba una puerta angosta de entrada al interior. Este patín se protegía con cadalso y troneras a través de los cuales poder hostigar a quien pretendiera visitar la casa sin ser invitado. El cercado, cuya puerta nunca se encontraba alineada con la de la casa, balcones con ladroneras y aspilleras bien repartidas por los muros habían de demostrar a los intrusos que pretendieran acceder a ella con malas intenciones que no eran bien recibidos.
Pero una torre no solo es torre porque alberga al señor, sino que lo es porque defiende a sus gentes. 
Las torres se alzaban en puntos sensibles o vulnerables del patrimonio. Podemos encontrarlas junto a puentes, molinos o ferrerías y junto a ellas es habitual el levantar, casa llana –la que no tiene elemento defensivo y solo sirve como residencia y lugar de trabajo, lo que hoy, en estas tierras, llamamos caserío-  la herrería, almacenes, cuadras y porquerizas, las casas de los criados comunes demás construcciones civiles. 
La casa torre resultaba así la principal fuerza defensiva de las propiedades del banderizo y el eje militar, económico y geográfico sobre el que se estructuraba el apellido y su descendencia.

No hay comentarios:

Besamanos a Fernando V por los vizcainos en 1476

Besamanos a Fernando V por los vizcainos en 1476
Pinchando el cuadro puedes acceder a la galería de fotografías de Tierra Amarga

Bilbao en el siglo XV

Bilbao en el siglo XV
Así se supone que podía ser Bilbao a finales de la Edad Media

Casa torre de Etxaburu (fotografía de Txemi Ciria Uriarte)

Casa torre de Etxaburu (fotografía de Txemi Ciria Uriarte)
La casa, origen del linaje, razón de ser de los bandos

Espada de mano y media, también llamada espada bastarda - 1416

Espada de mano y media, también llamada espada bastarda - 1416
Armas de lujo para los privilegiados de la tierra

Entradas populares

Seguidores

Tierra Amarga|Crea tu insignia