Bienvenid@ este Blog, que pretende ser lugar de encuentro para todos los amantes de la edad media y sus gentes. Aquí hablaremos de cómo vivían, luchaban y morían aquellas gentes a las que toco vivir durante la edad media en esta Tierra Amarga.

Busca palabras y contenidos en las entradas anteriores de Tierra Amarga

Tierra amarga, tierra de Banderizos

Este nuevo blog de Iñaki Uriarte -y de todos aquellos que quieran participar en él-, nace con el propósido de convertirse en un pequeño rincón donde exponer noticias, ideas y teorías sobre la edad media, los banderizos, sus luchas y su tiempo.
Un tablón donde colocar esos datos que los eruditos normalmente sobreentienden y que a mí personalmente, como simple aficionado, son los que realmente me interesan. Para mí, hablar de los Banderizos es conocer sus métodos de lucha, sus armas, la importancia que para aquellos hombres podía tener su cabalgadura. Es tratar de entender cómo vivían y qué comían, sus vestidos y sus casas, su tiempo y sus penurias.
Por eso trataremos de colgar anécdotas sobre las banderías, los nombres de los más violentos banderizos, sus peleas y las guerras en que participaron.

Sin miradas tendenciosas, con veracidad, pero también con la curiosidad de quien está vivo y con la ilusión de quien aún recuerda los cuentos escuchados en su niñez sobre guerreros armados de punta en blanco galopando hacia el enemigo sobre su caballo bridón.

(Para ver todas las entradas, pincha sobre el título del blog, y si quieres saber sobre un tema ya tratado en este blog, escribe los términos de búsqueda en el recuadro de arriba y pincha en "Buscar")

La novela

La novela
Una historia de aventuras, caballeros medievales y oscuros asesinos en serie

Y su trailer

martes, 14 de febrero de 2012

La cirugía medieval y el hombre herido


La medicina, tal y como hoy la entendemos, era algo totalmente ajeno a las gentes de medioevo.

Esta ciencia y arte estaba dividida en multitud de ramas, aplicadas, en el mejor de los casos, por quien había aprendido las artes de la sanación asistiendo como aprendiz a quien ya las conocía de antemano. Las saludadoras trataban pasmos y calenturas con las plantas medicinales que sus antecesoras les habían mostrado y eran los componedores quienes se encargaban de recolocar en su sitio original los huesos y articulaciones dislocadas.

Una de las ramas de la medicina con más prestigio y renombre hoy en día, como es la cirugía, estaba totalmente diferenciada del resto de la medicina y la practicaban habitualmente profesionales como los barberos, cuya más importante habilidad era el manejo rápido y preciso de la navaja. Para ser un buen cirujano por entonces solo se necesitaba disponer del instrumental propio de la profesión como eran buenas navajas, pinzas y fórceps de diferentes medidas. Sería luego la práctica la encargada de proporcionar al cirujano la habilidad necesaria para extraer saetas, amputar miembros o suturar heridas en el menor tiempo posible.

Pero en una época tan convulsa como aquella, las frecuentes partidas militares habían de disponer de un "técnico" preparado para hacer frente a la multitud de heridas que los soldados podían sufrir en los enfrentamientos, así como las diferentes lesiones que cada arma producía en el cuerpo humano. Para ayudar a estos profesionales y como guía para todos aquellos que hubieran de tomar esta profesión, nacieron diferentes tratados de medicina y cirugía. En Venecia se publicó allá por el 1492 el Fasciculus medicinae donde, en un exquisito grabado, se reproducía un cuerpo humano en el que se mostraban las diferentes heridas que las armas más habituales de la época habrían en las carnes de sus víctimas.

También se explicaban en sus páginas las complicaciones que podían surgir de estas heridas, los diferentes tejidos, venas y tendones con los que se podrían encontrar quien asistiera al herido y las complicaciones que podían surgir con cada tipo de herida y parte del cuerpo.

Estos gráficos de "El hombre Herido", en aquellos tiempos en los que prácticamente no existía un aprendizaje reglado de la medicina, fueron fundamentales para que físicos locales pudieran asistir a los heridos y accidentados, ayudando a salvar no pocas vidas.

("Aquí" lo puedes ver con gran detalle y en castellano)

2 comentarios:

Joselondinium dijo...

Como no puede ser de otra manera una nuevo gran artículo para todos los amantes de las historia. Excelente artículo, Iñaki.

Iñaki dijo...

Muchas gracias, maese, por sus comentarios.

Besamanos a Fernando V por los vizcainos en 1476

Besamanos a Fernando V por los vizcainos en 1476
Pinchando el cuadro puedes acceder a la galería de fotografías de Tierra Amarga

Bilbao en el siglo XV

Bilbao en el siglo XV
Así se supone que podía ser Bilbao a finales de la Edad Media

Casa torre de Etxaburu (fotografía de Txemi Ciria Uriarte)

Casa torre de Etxaburu (fotografía de Txemi Ciria Uriarte)
La casa, origen del linaje, razón de ser de los bandos

Espada de mano y media, también llamada espada bastarda - 1416

Espada de mano y media, también llamada espada bastarda - 1416
Armas de lujo para los privilegiados de la tierra

Entradas populares

Seguidores

Tierra Amarga|Crea tu insignia